Siervo por amor (con acordes y video)

Vocacionales
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Siervo por amor, sacerdote de la humanida... con acordes y video...

Siervo por amor: Otro canto dedicado a los ministros consagrados al sacerdocio. Aunque es inspirador también para laicos comprometidos con la causa de la evangelización bajo cualquier bandera.

Ciertamente un sacerdote, desde el momento en que se consagra, se convierte en sacerdote de la humaidad. Su compromiso adquiere dimensiones universales y debe estar dispuesto a ir por doquiera sembrando esa semilla del reino para ir transformando al mundo. Todos los días, como el campesino ara la tierra y siembra la semilla, el sacerdote también se dispone a sembrar en el corazón del hombre esa semilla del reino. Siempre habrá una voz que le indica hacia dónde diigir su mirada y qué surco sembrar. Una labor muy loable.

Este canto es inspirador para los jóvenes que sienten el llamado al sacerdocio, pero también debería ser escuchado tantas veces sea necesario por los que ya ejercen el ministerio, para una automotivación y un impulso que les levante todos los días con ganas de seguir cultivando en corazón del hombre.

Oremos mucho por los sacerdotes, pues hay mucha tierra virgen, sin haberle sembrado aún la semilla del reino de Dios.


Siervo por amor

 

        Dm                                 F
Una noche de sudor, en una barca en pleno mar,
                  C                                      Dm
mientras el día amanece ya, aún tus redes vacías están.
      F                                           C                   F
Pero la voz que te llama, otro mar te enseña
           A#                       F               A#               F
y a la orilla de sus corazones, sus redes lanzarás

 

     Dm                F
Ofreces toda tu vida
             C           A            Dm
Como María al pie de la cruz:
C             F                      C
Y serás, siervo de todo hombre,
                     A#  F               A#                  F
siervo por amor, sacerdote de la humanidad.

 

Avanzaba en el silencio, entre lágrimas esperabas
que la semilla antes esparcida, cayera sobre tierra fértil.
De fiesta está tu corazón, porque el trigo que ondea ya
ha madurado bajo el sol y se puede almacenar.

Ofreces…

Una noche…

Ofreces…

Ofreces…

 

 

fShare
1