Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael

Santos Arcángeles

Santoral
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Fiesta de los Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, 29 de septiembre...

 

Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael

El 29 de septiembre la Iglesia celebra la fiesta de los Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, asignados por Dios, según las Sagradas Escrituras, para misiones importantes. De hecho sus nombres hacen referencia a la misión específica de cada uno de ellos.

Miguel en hebreo significa “¿Quién como Dios?” y es uno de los principales ángeles. Su nombre era el grito de guerra en la batalla liberada en el cielo contra el enemigo y sus seguidores. Es el jefe de la Milicia Celestial.


Cuando se trata de alguna misión que requiera un poder especial, es enviado Miguel, dando a entender por su actuación y por su nombre que nadie puede hacer lo que sólo Dios puede hacer. De ahí que aquel antiguo enemigo, que por su soberbia pretendió igualarse a Dios..., nos es mostrado luchando contra el arcángel Miguel, cuando, al fin del mundo, será desposeído de su poder y destinado al extremo suplicio, como nos lo presenta Juan: Se trabó una batalla con el arcángel Miguel.

Gabriel significa “Fortaleza de Dios”. El mensaje más importante y trascendente en la historia de la salvación le fue encomendado a él, cuando fue enviado a una humilde jovencita llamada María, a anuciarle la encarnación del Hijo de Dios en su vientre.

San Gregorio Magno, en el Oficio de Lectura para esta fiesta, dice que «Los (ángeles) que anuncian cosas de gran trascendencia se llaman arcángeles. Por esto, a la Virgen María no le fue enviado un ángel cualquiera, sino el arcángel Gabriel, ya que un mensaje de tal trascendencia requería que fuese transmitido por un ámgel de la máxima categoría..."

Rafael quiere decir “Medicina de Dios” o “Dios ha obrado la salud”. Es el Arcángel amigo de los caminantes y médico de los enfermos. 

Rafael se presenta bíblicamente como: protector y compañero en nuestro caminar (también por el camino de la vida), sanador de nuestras cegueras (también espirituales), vencedor del demonio y del mal, abogado defensor en las dificultades de la vida, intercesor ante Dios en favor nuestro. Es uno de los siete grandes ángeles presentes ante la gloria del Señor.

Te sugerimos leer también: Oraciones a San Miguel Arcánel


 

fShare
55