San Francisco de Borja

Santoral
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Hoy, 3 de octubre,  la Iglesia Celebra a San Francisco de Borja, Tercer Superior General de la Compañía de Jesús...

San Franciso de Borja 

Dentro del santoral nos encontramos con muchos modelos dignos de ser imitados en sus virtudes. El 3 de octubre celebramos a San Francisco de Borja, modelo de humildad. Esa virtud la cultivó imponiéndose toda clase de humillaciones a los ojos de Dios y los hombres. Renunció a cualquier dignidad eclesiástica.

San Francisco de Borja nació en Gandía, Valencia,  el 28 de octubre de 1510. Fue el  primogénito de Juan de Borja y nieto del Papa Alejandro VI y del rey Fernando y además, primo del emperador Carlos V.  Desde muy joven entró al servicio de la corte de España, como paje de la hermana de Carlos V, Catalina. A la edad de 20 años recibió del emperador el título de marqués.


Se casó a la edad de 19 años y tubo 8 y hijos. Cuando tenía 29 años, después de la muerte de la emperatriz, comprendió la caducidad de los bienes terrenos, por lo que decidió no servir nunca más a un señor que pudiese morir. Se dedicó a una vida más perfecta; pero ese mismo año fe elegido Virrey de Cataluña (1539-1543), cargo que desempeñó sin descuidar la intensa vida espiritual que ya había comenzado a vivir secretamente. 

En Barcelona se encontró con San Pedro de Alcántara y el Beato Pedro Favre de la Compañía de Jesús. Este último encuentro fue decisivo para su vida futura. Al quedar viudo, en 1546, hizo los ejercicios espirituales de San Ignacio, y el 2 de junio de ese mismo año hizo los votos de castidad, de obediencia y el de entrar a la Compañía de Jesús, a la que ingresó oficialmente en 1550, después de haber encontrad en Roma a San Ignacio de Loyola y haber renunciado al ducado de Gandia. Celebró su primera Misa el 26 de mayo de 1551.

Hizo los votos simples de los profesos de la Compañía de Jesús, uno de los cuales prohíbe la aceptación de cualquier dignidad eclesiástica. Así renunció a la propuesta de cardenal que le hiciera Carlos V. Aunque en 1566 no pudo evitar ser elegido prepósito general de la Compañía de Jesús, cargo que desempeñó hasta su muerte el 30 de septiembre de 1572

Fue un organizador infatigable (a él se le debe la fundación del primer colegio jesuita en Europa, en su tierra natal de Gandía, y de otros veinte en España), y siempre encontró tiempo para dedicarse a la redacción de tratados de vida espiritual. Se destacó por su gran devoción a la Eucaristía y a la Santísima Virgen. Incluso dos días antes de morir, ya gravemente enfermo, quiso visitar el santuario mariano de Loreto.

Fue beatificado en 1624 y canonizado en 1671, uno de los primeros grandes apóstoles de la Compañía de Jesús.

Oración a San Francisco de Borja

Admirable San Francisco de Borja, grande en la tierra, pero mucho mayor en el cielo por tus admirables virtudes, ejemplo de príncipes y señores, guía de sacerdotes, modelo de religiosos y prelados, celosísimo del bien de las almas; que has merecido del Señor gracia especial para librar de las enfermedades a tus devotos, conservarles el honor, y hacer que recobren la buena fama; para apaciguar discordias, aplacar terremotos, y librar de sus estragos a tantos pueblos, que os invocan por protector y patrono; alcánzame del Señor buen uso de las riquezas, paciencia en las adversidades, desprecio de las pompas y vanidades del mundo, la salud y el bienestar del cuerpo que convenga para mi salvación, y sobre todo imitación perfecta de tus virtudes, para gozar contigo de la presencia de Dios en el cielo por los siglos sin fin. Amén