Moniciones IV Domingo de Adviento Ciclo B - 24 de diciembre de 2017

IV Domingo de Adviento

Ciclo B
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moniciones IV Domingo de Adviento Ciclo B, 24 de diciembre de 2017

Moniciones IV Domingo de Adviento Ciclo B
24 de diciembre de 2017

Monición de entrada

Hermanos y hermanas: Estamos ya a las puertas de la navidad, se nos acerca la Nochebuena.  La mejor noticia de este día es que el Verbo de hizo carne y vive entre nosotros, gracias a que la Virgen María se dispuso a ser la servidora del Señor, para criarlo con amor y responsabilidad. Preparemos la casa de nuestro ser para que nazca en ella Jesús. Con alegría cantamos… 

Moniciones a las Lecturas

Monición única para todas las lecturas

Tanto la primera lectura como el salmo responsorial recuerdan la alianza que el Señor hizo con el rey David al asegurarle que su dinastía se mantendría para siempre en el trono de Judá. Esa promesa se cumplirá en Jesús, el Mesías esperado cuyo Reino no tendrá fin, el Hijo del Altísimo concebido en el vientre de una humilde muchacha de Nazaret. Éste es el misterio que, según la carta a los Romanos, Dios había mantenido en secreto desde la eternidad y ahora es anunciado como Buena Noticia a todas las naciones. Escuchemos atentos.

 

O bien:  

Moniciones a cada lectura 

Primera Lectura: Isaías 62, 1-5

El rey David quiere construir una casa para Dios. Pero es Dios el que edificará una dinastía estable para defender al pueblo y le promete que alguien de su descendencia afianzará esta monarquía para siempre.

Salmo Responsorial:  Salmo 88

Con el salmo 88 alabamos a Dios por la promesa hecha a David. Lo haremos contestando todos: 

Segunda Lectura: Romanos 16, 25-27

Con un antiguo himno cristiano, San Pablo canta el misterio de los designios secretos de Dios que deben conocer todas las naciones.

Evangelio: Lucas 1, 26-38

El misterio de la encarnación fue hecho posible gracias a la disposición de la Virgen María. Escuchemos el relato del anuncio más importante en la historia de la salvación.

Oración de los fieles  

  1. Para que Dios obre maravillas en su Iglesia, como lo hizo en la Virgen María. Oremos
  2. Para que la noticia de la Encarnación de Cristo haga brotar la paz en el mundo. Oremos.
  3. Por los más necesitados, especialmente los que no tienen techo, para que reciban alojamiento en estas fiestas de fin de año. Oremos.
  4. Para que nuestra comunidad sea una sola familia y vivamos unidos. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

María se presentó como la servidora del Señor y le ofrendó su seno para que en él se gestara el Salvador. Ofrendemos nuestros talentos y pongámonos al servicio de Dios y de los hermanos. Con el pan y el vino que llevamos al altar acercamos estas intenciones. Cantamos con alegría…

 

Si este servicio te está siendo de mucha utilidad, una forma de agradecer es compartiéndolo en en tus redes sociales, regalándonos un LIKE y dejándonos un comentario. Dios te bendiga.