Moniciones XXV Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A - 24 septiembre 2017

XXV Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A

Ciclo A
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moniciones XXV Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A, domingo 24 de septiembre de 2017

Leer las Lecturas para este día

Monición de entrada

Una vez más nos reunimos en torno al altar de Dios para celebrar, como una sola familia, esta Santa Misa, correspondiente el XXV domingo dentro del Tiempo Ordinario.

A igual prestación igual salario. A más trabajo más sueldo, pero ¿igual salario a distinta prestación? Son las preguntas que plantea la parábola del evangelio que nos ofrece la liturgia de hoy.

Atentos y dispuesto nuestro espíritu a celebrar dignamente estos sagrados misterios, comencemos, de pie, cantando...

Moniciones a las Lecturas

Monición única para todas las lecturas

Las lecturas de este domingo ponen ante nuestros ojos el rostro de un Dios que, como siempre, nos desconcierta, pues es grande la distancia entre sus proyectos y los nuestros, como dice Isaías. Y tal como sugiere el evangelio, en todo momento el Señor sobrepasa hasta el infinito nuestras mezquinas expectativas, desbaratando nuestra manera de comprender nuestra relación con él y con los hermanos. Él sigue llamando a trabajar en su viña... Escuchemos atentamente 

O bien: 

Moniciones a cada lectura 

Primera Lectura: Isaías 55, 6-9

El profeta Isaías quiere alentar a su pueblo después del Destierro, presentando a un Dios que está cerca de los que le buscan y se deja encontrar por ellos aunque la manera de hacerlo pueda resultar desconcertante.

Salmo Responsorial: Salmo 144

Preparando el mensaje del Evangelio de hoy, el salmo 144 nos describe a Dios como clemente y misericordioso. Contestaremos: 

Segunda Lectura: Filipenses 1, 20c-24. 27a

Durante cuatro domingos escucharemos unos pasajes de la carta de Pablo a la comunidad de Filipos. En el pasaje de hoy les confiesa que se encuentra ante una alternativa: la vida o la muerte; partir hacia el cielo o seguir en la tierra.

Evangelio: Mateo 20, 1-16

La parábola de los jornaleros explica una de las leyes insólitas y desconcertantes del comportamiento de Dios para manifestarnos su misericordia, incomprensible para el pensamiento del hombre.

Oración de los fieles 

  1. Por nuestra Santa Madre Iglesia, para que siga difundiendo el mensaje de amor y extendiendo el reino de Dios en este mundo. Roguemos al Señor.
  2. Por quienes rigen los destinos de las naciones, para que promuevan la justicia en nuestros pueblos. Roguemos al Señor.
  3. Por los que sufren, especialmente por aquellos que padecen hambre en los países más subdesarrollados, para que la misericordia de Dios se incline siempre en su favor. Roguemos al Señor.
  4. Por nosotros, para que busquemos siempre hacer la voluntad de Dios en nuestras vidas, aunque sus planes nos parezcan incomprensibles. Roguemos al Señor.

 

Si este servicio te está siendo de mucha utilidad, una forma de agradecer es compartiéndolo en en tus redes sociales y dejándonos un comentario. Dios te bendiga.